Rush Bros.

Rush Bros.

Plataformas multijugador a ritmo de dubstep

Quizá la peor parte de Rush Bros es que la idea no es mala, para nada: Un juego que mezcla plataformas y carrera contra el tiempo, en unos escenarios llenos de saltos y trampas, que se disfruta más si es en multijugador y con una música electrónica que lo invade todo. Así de primeras no pinta mal. Pero es la ejecución de esta idea lo que provoca el hundimiento de Rush Bros. Nada funciona del todo bien y la experiencia se complica por un diseño de jugabilidad irregular. Ver descripción completa

PROS

  • Algunos niveles son divertidos
  • Diseño artístico

CONTRAS

  • Niveles todos iguales
  • Sistema de control
  • ¿Música dubstep? ¿En serio?

Adecuado
5

Quizá la peor parte de Rush Bros es que la idea no es mala, para nada: Un juego que mezcla plataformas y carrera contra el tiempo, en unos escenarios llenos de saltos y trampas, que se disfruta más si es en multijugador y con una música electrónica que lo invade todo. Así de primeras no pinta mal. Pero es la ejecución de esta idea lo que provoca el hundimiento de Rush Bros. Nada funciona del todo bien y la experiencia se complica por un diseño de jugabilidad irregular.

Plataformas irregular

A lo largo de los 40 niveles de Rush Bros la idea es básicamente siempre la misma. Debes llegar al final en el menor tiempo posible. Los escenarios están plagados de las típicas trampas y obstáculos del género de plataformas: pinchos, zonas calientes, palancas, superficies que se caen, imanes, trampolines, ruedas dentadas… lo típico, vamos.

Sí que hay que admitir que algunos niveles están bastante inspirados, con una dificultad generalmente elevada, pero es habitual que no llegues a disfrutar del desafío. Rush Bros es muy extraño a la hora de explicar las propias reglas de juego. Por ejemplo, el diseño visual impide saber de buenas a primeras qué te puede ayudar o qué te puede matar. ¿Esa plataforma de color diferente sirve para impulsarme o me matará si la piso? ¿Y ese muelle? ¿Si lo piso me llevará a una zona segura o a un agujero de pinchos?

Cuando juegas a Rush Bros parece que todo es aleatorio. Los niveles se han creado expresamente para que caigas en sus trampas la primera vez que los juegas y no te deja descifrar cual es el camino correcto: cualquiera puede ser el bueno y el malo, acertar es cuestión de suerte. Al final lo que ocurre es que la primera ronda de partidas es prácticamente inútil. Solo cuando juegas dos o tres veces al mismo nivel consigues superarlo con un tiempo decente.

Puedes pensar que esto favorece la rejugabilidad pero el efecto es justo el contrario, una terrible frustración por no saber exactamente qué estás haciendo. Solo saltas, vas de aquí para allá, esquivas trampas como puedes y llegas al final. Juegas en piloto automático y eso no es jugar.

Aunque puedes jugar a Rush Bros en solitario, la realidad es que está muy enfocado al multijugador. Las partidas son carreras uno contra uno para ver quién llega el primero, y hay tanto modo offline a pantalla partida como online. Es interesante comprobar cómo Rush Bros necesita que el juego online sea en tiempo real, es decir emparejándote con alguien que esté jugando en ese preciso momento. Sin embargo toda la partida sucede como si jugaras contra un fantasma, no hay interacción entre ambos jugadores. ¿Entonces qué sentido tiene que el multijugador en línea exija jugar simultáneamente? ¿No hubiera sido más fácil crear un servidor donde subir tus fantasmas para luego competir con ellos?

Cosas inexplicadas

Ocurre algo extraño con el control. No es nada complicado pero el juego lo complica sin quererlo. Por ejemplo, hay un movimiento para deslizarse que no queda del todo claro para qué sirve. El personaje y el sistema de salto es un poco incontrolable provocando muertes injustas.

Hay power-ups básicos repartidos por los niveles que sirven para activar el doble salto o más velocidad, por ejemplo. Pero estos power-ups son temporales y el juego no deja claro cuándo se termina el tiempo de uso.

¿¡Con música dubstep!?

Quizá lo que más perjudica a Rush Bros en el apartado visual es que todo se ve igual. Las mismas plataformas, los mismos colores estilo neón, mismos trampolines, pinchos, etc. Hay 40 niveles y todos se ven igual… eso sí el diseño va cambiando y algunas fases son larguísimas. Para hacer buenos tiempos debes aprendértelas de arriba a abajo y eso no es nada fácil.

La música es el tercer componente en la jugabilidad de Rush Bros. Una mezcla entre electrónica y dubstep machacona. Se supone que algunas plataformas del juego se mueven en sincronía con los “beats” de la música. La realidad es que eso ocurre ocasionalmente. También puedes poner tu música y escucharla mientras juegas.

Conclusión

Rush Bros es un juego muy irregular. Tan pronto te estás divirtiendo esquivando trampas y saltando plataformas como un señor, como de repente el juego se vuelve insufrible por un diseño de niveles cuanto menos discutible. El control no ayuda, la música es machacona y el multijugador (pilar central de Rush Bros) es menos interesante de lo que parece. Rush Bros era una gran idea, lo era…

Rush Bros.

Descargar

Rush Bros.